“Power Rangers”, teens y nostalgia

By March 24, 2017 Críticas No Comments

power rangers 1

Hace 10 años, 2007, salió la primera película de “Transformers” que seguía una de línea de juguetes y series animadas de los 80. A mí no me tocó, pero conozco a muchas personas que fueron fans de aquella marca que se emocionaron mucho con la película de Michael Bay. Cuando la vi, la vomité. No me gustó nada y cada entrega que me da esa misma sensación, pero los fans acérrimos de esos personajes que los llevan a la nostalgia amaban Transformers, igual uno que otro nuevo fan de las películas. Ahora, esa sensación de esos fans que yo no entendí, ahora lo siento con la marca de Power Rangers, mi serie infantil favorita por excelencia. Ahora que a la gente de mi generación les ha llegado la nostalgia noventera, era momento para revivir a esos personajes de colores que daban piruetas y vencían a monstruos con demasiadas cabezas. Pero voy a ser lo más objetivo, para escribir mi apreciación sin tanta emoción nostálgica. Así que he de señalar que, para los acérrimos fans, “Power Rangers” (Saban’s Power Rangers) es una cosa interesante por su seriedad, aunque las personas comunes pueden ver en ella muy poca creatividad argumental.

El género de superhéroes ha estado muy presente en los últimos 20 años, así que a estas alturas nos sabemos de memoria las historias de orígenes. Pero Power Rangers deben de contar el suyo, o eso piensan. Así que en esta película que hace un reinicio a la saga vemos cómo cinco adolescentes se unen para formar un equipo de superhéroes. El destino los eligió y, porque casualmente la mala ha aparecido al mismo tiempo, su deber es salvaguardar el universo. Y sí, la premisa en general es algo muy básica, muy de fórmula y muy poco original, entendiendo si la vemos desde un ángulo comparativo con las películas de Marvel y DC. Pero si la comparamos con la serie, por supuesto que es un salto de calidad impresionante. Lo que hacen en la película es contar una historia donde adolescentes con problemas diversos, pero en tonos de fracasados, tienen que aprender a trabajar juntos y ser amigos. El discurso es claro y contundente, pero lleno de clichés aunque traten de maquillarlos. Porque de entrada, un adolescente con problemas ya es un cliché.

Se toman el tiempo para dejar claro el discurso, eso hace que haya un buen desarrollo de personajes a pesar de su simplicidad. Es decir, no tuvieron el tino de ser más ingeniosos, así que después de muchas formas logran mostrar que estos personajes no son unos simples adolescentes, sino que hay más profundidad de lo que parece. Pero para cuando lo logran, el final está cerca, así que los Power Rangers luchan en su primera batalla y ¡Zaz! “No te pierdas la próxima película en tu cine favorito”. Ahora, ¿Eso está mal? Si lo que quieres ver es acción y varias secuencias de superhéroes pues sí, pero creo que la propuesta de la película era llegar a una descripción detallada de los adolescentes y en cierta forma lo consiguen. Cuando están en la escena de la fogata, sí logran darle a ese punto y hasta conmover. Pero tan metidos en ese objetivo que en el resto de los elementos hay cosas que dejan de forma muy convencional.

La realización es muy estándar. Dean Israelite, el director, hace un trabajo convencional. Su única escena de lucha es muy entretenida y hasta divertida, pero no hay nada que no hayamos visto antes artísticamente. Toma muchas referencias de otras películas de superhéroes, especialmente las que hacen actualmente en Marvel. Y también en casi toda la película que es sobre los problemas de los jóvenes. Aunque eso sí, por lo menos hay buen gusto visual. Vamos, que está bien realizada y las imágenes están coquetas. En general hay cosas buenas, pero también hay una que otra mala decisión que te saca, como por ejemplo el uso del tema de la serie original, en un momento que se sintió muy forzado.

En fin, “Power Rangers” es una película que se muere por ser nostálgica. Hay muchas referencias, desde detalles en el argumento, algunas frases míticas y hasta uno que otro cameo. Esos detalles para un fan es algo muy bueno. Me quedo con el objetivo de la cinta. Quizá sea algo muy básico entendiendo el punto de la adolescencia, donde a fuerzas los jóvenes tienen problemas. Así que al cliché no lo pudieron parar. Pero el mensaje o el punto de la película ahí está y está bien. Pocas escenas de lucha, pero la que hay también está entretenida y divertida. Quizá le faltó balancear un poco y ser más imaginativa, pero sin duda esta película hace un buen esfuerzo por ofrecer algo que valga la pena.

estrella buena

Leave a Reply

Your email address will not be published.