“Quiero Matar a mi Jefe 2”, ensalada de chistes sin gracia

By November 29, 2014 Críticas No Comments

horrible bosses 1

Quiero Matar a mi Jefe” (Horrible Bosses, Seth Gordon, 2011) fue una buena apuesta en su momento. Gran parte del éxito fue su creativa, pero sencilla premisa que desarrollaba las fantasías de buena parte del público. No era una película estimulante artísticamente, pero funcionaba de buena manera por su atinado momento de estreno. Un tipo de cinta que no requiería expansión argumental, pues su idea básica se cumplía correctamente. Me queda claro que los productores no pensaron eso, pues ahora nos traen “Quiero Matar a mi Jefe 2” (Horrible Bosses 2), una cinta que cae en una norma prohibida para cualquier entretenimiento: “un chiste contado otra vez, es un mal chiste”.

“Quiero matar a mi jefe 2” aumenta los gags. Es decir, se mantiene en el mismo tono que la anterior película con la diferencia de que potencializa lo que “funcionó”. Si te gustó el pastel de chocolate, te sirven otro con chocolate extra”. Para los fans de este tipo de comedia negra puede resultar satisfactorio, pues la película está conformada por situaciones que llevan a burlarse de terceros a un nivel superior de lo mostrado en la anterior película. Si uno es tolerable a ese tipo de humor, podrá salir relativamente satisfecho.

estrenos 27 de noviembre

El problema es el mensaje que da. Los valores éticos rozan en la degradación de la persona, del ser humano. Además, se nota claramente el forzamiento para colocar esos chistes que dan como resultado situaciones sin gracia. Incluso, se tornan ofensivos y poco originales. Es el exceso de ofrecer más de lo que funcionó antes, una interminable lista de situaciones sin orden ni claridad con el único propósito de imitar.

Por lo mismo del guión mal estructurado, el buen elenco, con un atinado Christoph Waltz, aparece en muchas acciones inverosímiles. Hay demasiados puntos en los que no justifican su comportamiento. También en parte al poco inspirado trabajo del director Sean Anders, que no estabiliza correctamente el desarrollo de la película.

Como resultado, “Quiero Matar a mi Jefe 2” forma parte de esa lista que crece y crece de secuelas más excesivas que sus primeras partes. Producciones que viven a la sombra del éxito. El afán de llevar las cosas al extremo provoca que esta comedia negra sea pantanosa, empalagosa e incómoda.

Leave a Reply

Your email address will not be published.