“Rampage: Devastación”, entretenimiento básico

By April 15, 2018 Críticas No Comments

En la crítica de “Un Lugar en Silencio” (A Quiet Place, John Krasinski, 2018) mencionaba que una película es buena si cumple con su objetivo, la película de terror era un buen ejemplo de objetivo cumplido. La película de la que ahora nos ocupa también, pero tiene demasiadas cosas que influyen a no considerarla buena. Y a lo mejor me estoy contradiciendo, pero es que una cosa es que tu objetivo sea entretener, pero otra cosa es hacerlo con elementos sin sentido, inverosímiles y de poca calidad. Como por ejemplo las películas de “Sharknado”, que es el gran ejemplo de cine basura, entretenida, pero cómo hace daño a la salud mental. “Rampage: Devastación” (Rampage) es una película muy tonta en historia aunque inexplicablemente entretenida.

La película va de un tipo que trabaja con primates cuando un día su mejor amigo primate es usado en un experimento fallido haciéndolo súper loco y destruyendo la ciudad, por lo que Dwayne Johnson tiene que encontrar el antídoto para solucionar el problema. La película sigue la misma fórmula de desastres con monstruos, como Godzilla, King Kong o hasta “Pacific Rim”. Es esta onda de monstruos enormes desatados en la ciudad. Sólo que aquí el tono es más amigable con el público infantil, pues no hay escenas o situaciones demasiado desagradables. Es una película que invita a ver a Dawyne Johnson en una nueva aventura con grandes escenas de acción, y cómo el tipo es muy de Nickelodeon, pues aprovechan para darle el tono más teen.

Pero resulta que el tono es contraproducente, pues es tomado de forma un tanto irresponsable. No sé por qué piensan que al hacer una película infantil o para menores de edad tiene que ser bobo para agradar. A lo mejor los niños no tengan consciencia de lo que les gusta y lo que no en términos artísticos, pero a la larga esta película resultará olvidable para el público pues nunca construyó elementos verosímiles para su paso por el tiempo. ¿Cuántas películas nos encantaban de niños y que ya de adultos las dejamos porque nos damos cuenta de sus fallas? Creo que esta película va a resultar de esa forma. Yo por ejemplo me sucedió con la película de “El Grinch” con Jim Carrey, pero con el paso del tiempo me di cuenta que esa película no era la gran cosa, porque su tono era muy bobo. Esta película tiene ese problema.

Pero miren, en general a los responsables de esto les viene valiendo. Ellos querían una película que dieran entretenimiento y creo que lo han conseguido. Podrán contar una historia tonta, con situaciones poco creíbles y diálogos todavía más simplones y caricaturescos, pero todo el tiempo mantienen el ritmo y las energía para dar un buen show. Funciona también por el carisma de Dwayne Johnson que ya está muy acomodado en este tipo de personajes. Y en realidad funciona porque a pesar de que está realizada con elementos de baja calidad, al final nunca se toman en serio la película mostrando lo que desde un principio vendieron.

Así que en resumen, “Rampage: Devastación” es una película que tiene una acción y un sentido del entretenimiento muy acorde a lo que pretendían lograr. El problema es que está sustentado con una historia muy chafa y unas actuaciones pobres que infantilizan el tono de una forma poco inteligente. Por supuesto, no será la película que cambie el panorama de las cintas de aventura, pero sí la que calme el aburrimiento un día de domingo o algo así. Una película que en unos cuantos años quedará rebasada, pero que por ahora puede funcionar para divertir a unos cuantos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.