“Rápidos y Furiosos 8”, nivel Mario Kart

By April 15, 2017 Críticas No Comments

Justo después de ver esta película ya sabía más o menos cómo titular la reseña, que es la que finalmente aparece aquí, y es cuando veo un video sobre cómo sería un Mario Kart estilo “Rápido y Furioso”. Bueno, no muy diferente es el resultado a la verdadera octava parte de esta franquicia de coches voladores y explosivos. No está mal que haya propuesta de todos los estilos, siempre y cuando sean coherentes al tono. Porque si todo es una exageración y se lo toman en serio, el resultado puede no cuadrar. No es el caso de “Rápidos y Furiosos 8” (The Fate of the Furious), una película que nunca se toma nada enserio y que por eso funciona a pesar de sus locuras.

¿De qué va esta película? La poca historia va de Toretto aparentemente traicionando a sus amigos al juntarse con una villana terrorista hacker guapísima por razones desconocidas, que luego se revelan y resultan un tanto absurdas. Entonces todos los amigos sacados de onda tienen que juntarse, agarrar sus coches e ir a la aventura mientras salvan al mundo. Es una película muy jalada de los pelos. Obviamente, a estas alturas, de eso se trata esta franquicia, de ver autos, chavas sexys, más autos, más chavas en bikini, y explosiones… y pompis de chavas. Las situaciones para que la “trama” avance no importan del todo siempre y cuando haya un montón de acción. Y entre más absurdo y grande mejor. En ese sentido, no esperen un guión coherente, serio. Ese tipo de historias no existen aquí.

De hecho, la película no se toma en ningún momento enserio. Incluso los actores están en un tono muy exagerado, hasta disfrutando de las jaladas que dicen y hacen. Esto es una fantasía y los actores lo saben, y en ese tono están. A pesar de lo absurdo que pueden ser las secuencias, se cómo la física en ese universo cambia a su conveniencia, la película funciona porque se trata de un espectáculo rimbombante. Es un show completamente, donde lo más básico del suspenso está muy bien logrado. ¿Se acuerdan de esos espectáculos en vivo, como los circos o cosas así, que meten muchos efectos y con la música te emocionaba? Pues esta película es eso.

La película es entretenida, quizá entre tanta acción con explosiones y esas cosas técnicamente se les van algunos detalles técnicos, pero funciona como entretenimiento puro y palomero. Totalmente olvidable, si uno quiere ver algo memorable aquí no lo va a conseguir. Pero consigue embobar, y si tú no tienes problema con eso, pues dale. “Rápidos y Furiosos 8” ha llegado a un punto en donde cada vez la fantasía se hace más evidente. Han hecho de todo que no me extrañaría que en las próximas películas se vayan a conducir coches a la luna o algo así. Por supuesto, se trata de una película para los menos exigentes, y aquí en México hay muchos de ellos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.