“Rey Arturo: La Leyenda de la Espada”, una más de la leyenda

Crear personajes con el objetivo de que resulten en un éxito es realmente difícil. Implica factores de suerte y de momentos. Ahora, se supone también que es más fácil ofrecer al público una película con un personaje conocido, o que por lo menos con una idea de él. En este caso, estamos ante un personaje de una leyenda británica que ha tenido muchas historias en la literatura y en el cine, siendo la de Disney una de las más famosas. Y aún así, ese personaje realmente no ha tenido un espectáculo ejemplar, por lo que hacer una película sobre su leyenda simplemente porque sí no parecía una buena idea. Y dicho y hecho, “Rey Arturo: La Leyenda de la Espada” (King Arthur: Legend of the Sword) es un show estándar con más de los mismo en esta clase de producciones.

Es muy sencilla la premisa, va de Arturo que un día se encuentra con la poderosa espada Excalibur cambiándole la vida para ser alguien importante; claro que hay enemigos que no lo quieren en el Reino, pero él tendrá que mostrar para qué está hecho. No estoy muy actualizado con la historia de Arturo, pero lo que aquí encuentro es una historia de fórmula donde el chico pobre y débil se convierte en alguien grande y fuerte. ¿Cuántas veces no lo hemos visto? Miles. Y aunque existen muchas historias así, el problema es que esta película no se desmarca de las demás. Se puede contar la misma historia, pero de manera diferente, y esta no lo hace. No es creativa ni novedosa ni imaginativa. Sólo vemos referencias claras de otras producciones (Game of Thrones, Thor y esas), lo cual la hace olvidable y pasalona.

Guy Ritchie es el director, pero pudo haber sido otro y ni te enteras. Ritchie tiene (o tenía) un estilo de entretenimiento efectivo, pero aquí hace lo que todo mundo hace en este tipo de producciones. Mucha acción, CGI épico (que luego se ve raro y feo), hombres musculosos y chica que sólo está para enamorar al héroe. El discurso es muy simplón, sobre luchar para ser grande, pero expresado de una forma muy básica. Es lo mismo, lo mismo, lo mismo de siempre. Quizá hay momentos coquetos, pero se nota que en conjunto las cosas no bailan al mismo ritmo. Es fácil darse cuenta los objetivos, pero quizá esperaba algo más de sustancia. Creo que el personaje lo merecía.

Así que en resumen, “Rey Arturo: La Leyenda de la Espada” es una película que va a pasar al olvido fácilmente. Es más, ya sacaron que está siendo un fracaso de taquilla y no me extraña, la gente no es tonta. Todo es muy mediocre, las actuaciones, la música, la acción, el guión… todo parece realizado con desgana, pero nunca está esa chispa de energía que estas producciones deberían de tener. Esa energía que la haga una obra propositiva en vez de una más. Así que sin duda, no es que sea mala película, pero sí es algo que no vale la pena.

Leave a Reply

Your email address will not be published.