“¡Salve, César!”, homenaje al ambiente del cine

By April 23, 2016 Críticas No Comments

salve cesar 2

Los Cohen, los hermanos, como buenos cineastas, tienden a marcar su estilo en cada producción en la que están metidos. Puede ser cualquier género, aunque no hay abarcado todos, en las que se observa su sello, su forma de entender el cine. Mucho sarcasmo, mucha comedia negra por ahí. Sin duda, “Fargo” (1996) es mi película favorita de ellos y tiene todo lo que una película buena debe tener. Así que como buenos que son, pues no está de más traernos un homenaje del cine a su estilo. Un tipo de cine marcado por los estudios, las grandes estrellas y el sueño americano, en una época en donde los Cohen crecieron y observan con profunda nostalgia. Ese homenaje es “¡Salve, César!” (Hail, Caesar!) una película que trata de abarcar todos los sentimientos que según los Cohen el cine de los 50 representa.

La película es interesante porque no es sólo un tipo de sensación que los Cohen tienen del cine de aquellos años de la post-guerra. Son varios, y prácticamente es lo que sabemos de la historia del cine de los grandes estudios. Obviamente la sensación de prosperidad, pero también de amenaza por la Guerra Fría. Nos vamos con los actores que no pueden trabajar con varios estilos, pues en ese entonces cada uno tenía un perfil marcado difícil de superar. Los géneros “comerciales” que en ese entonces rompen las taquillas. En fin, Los Cohen dibujan varias singularidades que, para ellos, representan ese cine. Es sumamente interesante, pues a través de su mirada negra, sarcástica y con mucho sentido del humor, apreciamos la historia.

¿Eso quiere decir que “¡Salve, César”! es una excelente película? No. Es buena, sin duda, especialmente por su objetivo. Sin embargo, como obra singular que es, se olvida de ciertas cosas, como la atención al público. Sí, los Cohen quieren decir que esta película es lo que ellos recuerdan del cine de los 50, pero no lo comunican concretamente hacia alguien que no tiene el mismo recuerdo de aquél cine. Es decir, no enamoran como ellos lo están. A pesar de que cuentan varias historias entrelazadas sumamente interesantes, el guión no permite profundizarlas. Como si los Cohen dijeran que las historias siempre eran así porque sí. ¿Son congruentes? Sí, pero a lo mejor no tan convincentes.

“¡Salve César!” es una película sencilla a pesar de su gran elenco y las diferentes historias con las que tienen que lidiar, especialmente el personaje de Josh Brolin. Es interesante y cada actor se mueve muy bien en sus personajes. Tiene humor característico de los Cohen. Pero solamente es un homenaje. Como tal, no hay una propuesta que vaya más allá del tiempo. Quizás es algo rutinario, discreto. Una película menor si la comparamos con grandes películas que desde hace más de dos décadas nos han regalado estos hermanos cineastas.

estrella buena

Leave a Reply

Your email address will not be published.