“Siempre Alice”, la familia permanece en la memoria

By February 26, 2015 Críticas No Comments

siempre alice 1

El domingo pasado se llevó a cabo la Entrega 87 de los Oscar, donde “Birdman” ganó Mejor Película. Aunque todos los reflectores se los llevó la cinta del mexicano Iñárritu, hubo otras películas que se llevaron su reconocimiento. La cinta que ahora nos ocupa es importante, porque gracias a ella, Julianne Moore ganó su más que merecido Oscar como Mejor Actriz. Sí, quizá el año pasado no fue muy fuerte en cuanto a las interpretaciones femeninas, pero no deja de ser curioso echarle una mirada más allá del premio como actriz. Porque “Siempre Alice” (Still Alice) es una pequeña película que habla sobre cómo una anormalidad de la mente afecta las relaciones sociales.

Julianne Moore interpreta a Alice, una exitosa lingüista que sufre de Alzheimer temprano que afectará su modo de vida para siempre. Lo que me gustó de la película es que no se fueron con lo obvio cuando se trata de abordar esta clase de temas. La película no se trata de la lucha contra esa tremenda enfermedad, sino sus consecuencias en un ámbito de relaciones, especialmente con la familia. El Alzheimer ahí está y no hay nada qué hacer contra él, pero de alguna forma, Alice tiene que ir sobrellevando su enfermedad para no cambiar tanto su relación con la familia. Alice lucha contra ese cambio, para que en vez de que sea de golpe, ella y su familia puedan cargarlo de forma más suave.

Lo mejor son las interpretaciones, porque no nada más es Julianne Moore. Todos los actores trabajan en conjunto de una forma uniforme. Nadie está fuera de lugar, manteniendo una interpretación uniforme. Quizá la película sea muy convencional en un sentido narrativo. Es decir, no hay nada fresco o una propuesta innovadora en cuanto a lo audiovisual. Eso genera una sensación indiferente en un sentido sensorial. Es probable que esta película, irónicamente, se olvide después de unas horas. Más no la interpretación de Julianne Moore, eso siempre estará en la memoria.

En resumen, “Siempre Alice” da en el clavo con un enfoque en donde la enfermedad no es la villana a la que hay que eliminar. Son todos esos factores que debilitan las relaciones familiares causados por el Alzheimer. Son problemas que cualquier enfermedad puede generar, y gracias a eso la historia se vuelve hasta cierto punto en algo universal. Lástima por la narrativa convencional, porque con otro enfoque narrativo se pudo haber aprovechado o elevado mejor el nivel del relato. De todas formas, “Siempre Alice” es una muy buena opción para ir al cine.

estrella buena

Leave a Reply

Your email address will not be published.