“Silencio”, y la paciencia

By February 24, 2017 Críticas No Comments

silencio 1

Toca ahora escribir de una película esperada, un tanto por la trama y otro tanto más grande por quien está sentado en la silla de director. Afortunadamente se estrena hoy en México y digo afortunadamente porque a estas alturas del partido uno ya sabe más o menos qué esperar de ella en vista de las pocas nominaciones que tuvo al Oscar. El que haya estado nominada o no, no influye en mi decisión de ir a verla, pero por suerte le bajaron a mis expectativas y eso se agradece para no acabar todo decepcionado. Sin embargo, uno acaba aprendiendo, para bien y para mal, de esta película dirigida por Martin Scorsese. “Silencio” (Silence) es una película que inexplicablemente necesita de mucha paciencia para abordar un tema interesante.

La película va de dos jesuitas portugueses en el siglo XVII que llegan a Japón con la intención de encontrar al Padre Ferreira que dicen ha perdido la fe católica. Ahí descubren que los japoneses no son muy amistosos con los católicos, enfrentándose a varias situaciones que los harán debatir sobre la importancia de su fe, sus convicciones y su visión de la vida. Martin Scorsese es católico y se nota que a esta película la agarró de forma muy personal. Todo el tiempo vemos ciertas acciones que implican cuestionamientos y debates sobre la fe religiosa (la católica en este caso) y su práctica en los sacerdotes jesuitas, pero también en los japoneses católicos y en los japoneses no católicos. Pero dada la fe de Scorsese, es evidente que nunca utiliza su religión como una sombra maligna o cuestionada, sino como una esencia natural de la personalidad de ciertos personajes. Es una película sobre la paciencia para afrontar el sufrimiento y no tanto de un autocuestionamiento.

Eso es en cuanto a discurso. Está bien, cada quien. Pero el guión es tremendamente malo. Muy malo. Está bien que Scorsese hable de paciencia o tolerancia, pero ¿Por qué nosotros tenemos que ser pacientes con la forma en la que está contando la trama? Es una película aburrida. Aburrida. De flojera. A pesar de que en la película Scorsese puede lanzar un discurso interesante, la trama no da como para durar las dos horas y media. Le sobran minutos y minutos. Hay secuencias que no vienen mucho al caso o que son repetitivas en cuanto a intenciones. Recalca los temas como para que tengamos claras las cosas, pero eso sólo hace que la trama no avance como debería. Por supuesto, no esperaba una película de acción ni de malos contra buenos, pero tampoco algo que estuviera a punto de perder la paciencia.

Fuera de eso, que es algo muy importante, la película tiene sus grandes valores de producción. La foto es muy buena. El diseño, la música, todo se muy bien. Hay escenas que sí logran impactar de cierto modo. Por ejemplo, esa crucifixión esperando a que llegue la marea sí está intrigante. Pero de nada sirve si Scorsese se pasa de contemplativo. Desafortunadamente, no pensó en el tiempo que le quita al público. Tampoco es que no haya entendido el discurso de la película, sí la entendí, sólo que me tuve que soplar momentos de aburrimiento total para terminarla.

En resumen, “Silencio” es una película muy contemplativa de Martin Scorsese. Tanto, que es un aburrimiento total. En serio, por más que les guste el cine de Martin Scorsese no podrán negar que el director se pasó con el tiempo de duración de la película. Es una trama que no necesitaba de tantas situaciones para ser narrada. Se entendería a la perfección en una hora y media. Toda la parte técnica está muy bien y el discurso de la fe da para debatir por mucho tiempo, pero sin duda estamos ante una película que nos pide mucha paciencia.

estrella regular

Leave a Reply

Your email address will not be published.