“Snowden”, mucha molestia

By November 19, 2016 Críticas No Comments

snowden-1

Las grandes noticias, sobre todo las que salen de Estados Unidos, tienen mucha repercusión en el mundo. Y evidentemente, son fuente para contar grandes historias en el cine. Ya tuvimos una historia sobre el desastre petrolero en el Golfo de México que pasó en 2010 y pronto se estrenará una sobre los atentados en el Maratón de Boston. Y así con muchas otras historias famosas de la vida real. Por eso no es sorprendente que hagan la historia real de una persona que para algunos es un héroe y para otros un traidor. Lo que sorprende es que la película no de nota como sí lo hizo su historia real, pues “Snowden” es una película que sólo se limita a contar las cosas, pero no a profundizar en la importancia de su historia.

Cuenta la historia verdadera de Edward Snowden, un ex-agente de la CIA que revela documentos secretos donde se da a conocer métodos de espionaje, pero ahora tendrá que renunciar a su país y muchas cosas de su vida porque lo persiguen por traidor. Oliver Stone es quien dirige esta película que por su naturaleza (y por el historial del director) es congruente. Stone ha hecho muchas películas ya vistas como grandes obras maestras. Películas que además denunciaban muchas cosas gachas de los Estados Unidos, como la Guerra de Vietnam, el manejo de la economía en Wall Street, la asistencia a los veteranos de Guerra o los complots criminales del Estado. Todo apuntaba a que esta podría seguir esa línea, pero más se quedó en el lado pasivo que ha caracterizado al cine realizado últimamente por Stone.

Obviamente la película es interesante, pero la narrativa es muy aburrida. Quizá por el afán de amarrar bien la trama y explicar los porqués de las cosas, pero no hubo una síntesis que agilizara el ritmo de la película. Todo va muy lento y casi que con palitos y manitas te contaban todo el rollo. No era necesario rebuscar, pero Stone lo hace. Creo que no se arriesga y va contando todo paso a paso, dándole igual si fluía o no en la pantalla. Por eso la película se siente pesada, cuando por la misma trama uno esperaría más intriga y tensión, pero no.

Podría decirse que “Snowden” es una oportunidad perdida. Y es que la premisa daba mucho más, pero han sobrevalorado la inteligencia del espectador haciendo una película muy cargada de explicaciones y repeticiones. Pero no lo balancearon con imágenes sorprendentes o momentos inolvidables. Lamentablemente, Oliver Stone tiene rato de no estar inspirado narrativamente y aquí sigue sin encontrar esa forma de hacer debate, de hacer ruido, de dar nota. Se tomó mucha molestia para hacer esto, pero el resultado es gris.

estrella regular

Leave a Reply

Your email address will not be published.