“Taboo, season 1”, misterio gótico

By February 28, 2017 Críticas No Comments

taboo 1

Nos encanta contar historias. Todos alguna vez en la vida lo hemos hecho. Ya sea una simple anécdota o todo un suceso, nos hemos aventurados por historias ajenas. Ahora, si de por sí cuesta unas buenas sentadas de concentración para moldear y desarrollar de la mejor manera una historia en una película, imagínense lo que tienen que pasar un guionista de una serie de televisión. A veces se necesita de mucho material para explorar que sirva de contenido traducido en subtramas y demasiados personajes. Las series suelen ser así, es raro que traten solamente de una trama y que de ahí no se vayan a otros lados. La primera temporada de “Taboo” estuvo a punto de caer en lo opuesto, pues aunque tuvo un inicio lento, supo enderezar al final de la temporada.

La serie la protagoniza Tom Hardy, y va de un hombre al que se le creía muerte que de pronto aparece en Londres después de mucho tiempo justo cuando su padre muere dejando una pequeña fortuna. El personaje James pelea por su herencia, pero se toma con muchas cosas turbias ligadas a su padre y a su familia. Por lo tanto, tendrá que luchar contra todas las conspiraciones y misterios oscuros que se interponen en su objetivo. Suena bien, pero es eso y poquito más lo que uno puede encontrar; claro, en cuanto a historia se refiere. El problema, y que sólo es del primer capítulo y tantito algo del segundo es que batallamos para conectar y entrar de lleno con los personajes. Se entiende todo desde el principio, pero pronto estamos ante escenas que repiten motivaciones, descripciones y planteamientos.

Cuesta trabajo empezar. En una serie eso no debería de ocurrir porque nos toma mucho tiempo, y a estas alturas, donde hay tantas y tantas opciones en otros lados, no estamos como para desperdiciarlo. Afortunadamente eso es lo único que molesta de esta serie. En lo demás, sin ser tampoco la gran cosa, hace las cosas muy bien y hasta interesantes. Siguiendo con la trama y el guión, los capítulos finales sí narran las cosas con más ritmo y con más fortuna que al principio. La trama lo permite, hay peligros en las sombras y el interés va incrementándose cada vez más.

Pero sobre todo, el apartado técnico es impecable. La fotografía es genial, el diseño de producción que involucra el vestuario está muy bien. Es un estilo gótico que pocas veces ves con atino. Se nota que se esmeraron mucho por conseguir un look en ese estilo oscuro y sombrío, influenciados por la esencia de Edgar Allan Poe, quizá. En lo técnico la serie es impecable y merece mucho la pena en ese sentido.

Así que sin más, porque tampoco es necesario ahondar más de lo suficiente, la primera temporada de “Taboo” es una buena sorpresa hacia su futuro. Este tipo de proyectos necesitan de mucha preparación, entonces no sé hasta qué punto sus propias expectativas se cumplieron, pero si voltean las tuercas un poco y corrigen en ciertos detalles de ritmo, la serie se puede convertir en un hitazo. Bien hecha y corregida en sus últimos capítulo, la serie promete. Pero hay que tenerle paciencia al principio, sólo eso.

estrella buena

Leave a Reply

Your email address will not be published.