“The Americans, season 3”, tensión más personal

By April 27, 2015 Críticas No Comments

the americans 1

Cuando nos recomiendan una serie de televisión generalmente se hace en base a una cantidad de elogios más exagerados que justos. Mucho se debe a que la han clavado con el público, siendo un éxito en todos los sentidos. Es raro encontrarte con una serie que bien vale la pena, pero que muy poca gente la ha disfrutado. Más raro es cuando la crítica, aun elogiándola, no la sitúa donde debería de estar al final de la temporada. Pasa con muchas series, y una de ellas es din duda “The Americans”, que con su pausada, pero segura tercera temporada, adquiere un sentido más personal y, por lo tanto, más fuerte.

La serie de espías rusos infiltrados en la sociedad estadounidense durante la época de la Guerra Fría en los primeros años del gobierno de Ronald Reagan no ha cambiado mucho en sus formas. Sigue siendo una serie que se toma el tiempo con paciencia, no tanto en el desarrollo de la historia, sino en el tiempo que utiliza para contárnosla. Es decir, sigue manteniendo el ritmo pausado que lo caracteriza. Para algunos puede resultarle tedioso, aunado a una complejidad de tramas (especialmente las que involucra a todas las actividades de espía); sin embargo, eso que se ha convertido en su sello se ha vuelto su eje, confirmándolo en esta temporada.

La tensión sigue latente, y como buenos espías, el peligro está en todos lados sin que lo notemos. Desde esa perspectiva, “The Americans” consigue expresar ese sentido de suspenso, una sensación que por lo pronto sigue estando en la oscuridad, esperando el momento de salir. Por lo pronto, el final de esta temporada ha dejado la impresión de ser la que nos sitúe en el inicio de la última etapa de la serie. Al estilo de “Breaking Bad”, el contenedor de los secretos más oscuros se está rompiendo, y los conflictos personales son los primeros que se dejan ver.

the americans 2

Me gusta esta serie por muchas razones, y esta tercera temporada sigue manteniéndolas, e incluso las resalta. Como dije, “The Americans” se destaca por ser discreta, pero esta nueva tanda de capítulos le agrega más cosas al desarrollo de los personajes. Cosas que no son gratuitas, pero que igual sorprenden. Las misiones, que a simple vista no tienen mayor impacto en el devenir de Phil y Elizabeth, se han estado acumulando, y por ende se ha ido deteriorando sus formas de pensar, sus formas de asimilar las cosas.

Se destaca la parte de la familia, algo que nunca falla cuando se busca conectar con el público. En esta temporada, sabemos que la familia es lo más importante para ellos; no importa si se trata de algo del pasado, como la madre de Elizabeth, o de algo del futuro, como el nebuloso destino de Paige. Los miedos personales se vuelven vitales y en mucha medida son los culpables del torbellino de problemas que se avecinan. Porque no nada más de asuntos personales tienen que batallar Phil y Elizabeth, sino también Beeman, Nina o Martha.

En resumen, “The Americans” sigue con paso firme en el desarrollo de esta historia que, siendo apasionante, marcha discreta en todos los aspectos de forma. Por supuesto que hay momentos donde el espectáculo se asoma (cuando ejecutan a un tipo al estilo sudafricano), pero creo que su atractivo, y su gancho, sigue siendo la tensión que está por todos lados, menos frente a la cámara.

estrella excelente

Leave a Reply

Your email address will not be published.