“The Americans, season 5”, perfilándose hacia el final

Nunca voy a negar que me encantan las series con pocas temporadas o, mejor dicho, con las temporadas necesarias para desarrollar y concluir de la mejor manera su historia. No me importa que me encante tanto como para no cansarme de un show, pero prefiero que cierren muy bien algo, a que se inventen cosas sobre la marcha. Claro, a veces eso es inevitable, pero sólo en ciertos detalles y no es algo más grande como en la trama o con los personajes. Afortunadamente, la quinta temporada de “The Americans” va por buen camino, encaminando su historia hacia una sexta e intensa temporada final.

En críticas anteriores de las temporadas de esta serie he comentado que poca gente la tiene en cuenta. Es raro encontrar a gente que la vea y la comente, prefiriendo otras producciones más populares como “Game of Thrones”, “Stranger Things” y esas cosas. Por eso no me cansaré de recomendar esta serie, que quizá está teniendo su mejor momento porque más gente le está echando un ojo gracias a sus nominaciones al Emmy, sobre una pareja de espías soviéticos a principios-mediados de los años 80 en Estados Unidos.

Lo que más me entusiasma de esta serie es su tono y su estilo. No es, ni será, una serie de entretenimiento de acción, como esas historias de espías a lo James Bond con villanos estrafalarios. Esto es mucho más serio, pero al mismo tiempo más tangible a la realidad, y eso a la vez causa una sensación más tensa, pues está apegado a las posibilidades reales. Además, estar ambientada en una época fascinante con todos los detalles extraordinariamente bien cuidados, hacen de esta producción una de las que tienen una mayor nivel de calidad.

Porque las actuaciones son geniales, porque la ambientación está increíble. La dirección, la fotografía y, claro, el guión son muy buenos. Todos los elementos juegan extraordinariamente bien en conjunto, haciendo de esta serie una de las mejores de la actualidad. Yo sé que quizá rozen a veces la línea compleja narrativa de la trama en la que te puedas perder por momentos al no saber bien de los personajes, algunos que nunca se topan con los protagonistas, pero que lógicamente tienen mucho que ver y están inmiscuidos en los mismos asuntos. Pero fuera de eso, la serie tiene una atracción irrefutable.

Así que en conclusión, “The Americans” es una gran serie, una de las mejores de la actualidad, que se perfila a su gran final en una última tanda de episodios que llegarán el próximo año. Como suele esperar, el clímax está por llegar, por lo que la tensión y las emociones están subiendo más. Eso lo han sabido llevar muy bien a pesar del tono pausado con el que se caracterizan. Sin duda, una serie muy recomendable que esperaría que tuviera más eco en el público en general. Quizá pase a ser un título de culto, pero por lo pronto uno puede ir disfrutando de estos capítulos que recién salen del horno.

Leave a Reply

Your email address will not be published.