“The Deuce, season 1”, nuevas vías para sobrevivir

By November 5, 2017 Críticas No Comments

Ahora Nueva York es una gran ciudad cosmopolita, de progreso, escenario de lo que se conoce como globalización, donde gente de todas partes del mundo, de todos los colores e ideologías pueden coexistir. Probablemente si la humanidad necesita progresar, ese es el camino para hacerlo por lo menos más rápido. Eso es lo que opino, por supuesto hay quienes prefieren encerrarse y exaltar lo propio cuando por todas luces la aplicación de esas ideas proteccionistas están quedando obsoletas. A lo que voy es que el Nueva York de ahora es muy distinto al de hace 40 años, donde las calles llenas de mugre, drogas y prostitución eran el pan de cada día. Una verdadera mugre sin una luz que se asomara. Y aun así hubo gente que se las ingeneó para progresar, aunque sea en un inminente peligro. De eso se trata “The Deuce”, la nueva serie de HBO que profundiza en una historia de gente en la miseria tratando de sobrevivir al mundo cruel.

La serie comienza con dos frentes que tienen muchas cosas en común. Por un lado está la historia de los hermanos Martino, interpretados por James Franco, quienes establecen un bar donde la integrantes de la mafia, padrotes y prostitutas conviven, mientras ellos tratan de apaciguar las cosas con la mafia. Y por otro lado está la historia de Candy, una prostituta que ve el potencial de las películas porno que hasta ese entonces eran ilegales en Estados Unidos. Esas dos líneas que tienen cruces y puntos en común tematicamente van de lo mismo, lo cual es lo importante en la serie. Va de gente viviendo en un lugar peligroso, lleno de gente sin educación ni valores, que de alguna forma es consciente de que tienen que tomar los toros por los cuernos si es que quieren progresar, pero respetando la idiosincrasia del barrio.

El planteamiento es interesante porque, como suele suceder en este tipo de series, las cosas suceden a fuego lento. Eso puede ser peligroso, pues el espectador promedio necesita más acción, más drama que le llamen la atención para dar un seguimiento. Pero aquí son conscientes de eso, y sobretodo son honestos en cuanto a lo que están representando, que no tratan de engañar a nadie con líneas argumentales forzadas o sacadas de tono para obtener mayor atención. Digamos que es un drama sobre gente en peligro constante con el suficiente espacio para desarrollar sus motivaciones y comprenderlos de mejor manera. Creo que los guiones hacen un gran trabajo moviendo a los personajes en diversas situaciones que no sean de relleno, porque en cada momento lo que están mostrando tiene repercusión.

Asimismo, las actuaciones y la realización de la serie comprenden el tono de la producción, haciendo un conjunto que funciona a la perfección. La verdad es que es un gran ejemplo de grandes actuaciones que hacen suyo al personaje, dotándolo de muchas capas en las cuales se desarrollan plenamente. A eso hay que sumarle toda la parte técnica, con una gran ambientación de ese Nueva York feo y sucio, hace que la serie sobresalga de muchas otras propuestas similares que tienen que reducir el potencial audiovisual.

Así que sin más, la primera temporada de “The Deuce” es un gran ejercicio audiovisual que aprovecha plenamente sus características para ir más allá y trascender. Porque no nada más es un gran ejemplo de actuaciones o grandes guiones, es también un ejemplo de que todo bien conjugado puede funcionar a la perfección independientemente del tono. Probablemente no es una serie para todos los gustos, por lo mismo de que se toma su tiempo para cocinar las tramas, pero para los que les gustan este tipo de dramas, donde los personajes tienen un gran espacio para desarrollar sus motivaciones, sin duda es una de las mejores producciones que se pueden encontrar en la televisión.

Leave a Reply

Your email address will not be published.