“The End of the F**king World, season 1”, humor negro en todos lados

By January 7, 2018 Críticas No Comments

En cuanto a ficción, y especialmente en la comedia, tengo que admitir que admiro a los británicos. Siempre se han caracterizado por ser sobrios y elegantes, sin tanto garigoleo en las acciones ni en los diálogos. Son algo serios, pero directos, y todo eso que los caracteriza siempre se ve reflejado en sus ficciones, en sus películas y series. Por tanto, la nueva serie que se emite por Netflix, pero producida por Channel 4, es muy buena a pesar de sus varias locuras. Pues “The End of the F**king World” es una serie densa, sobria, pero también muy divertida (claro, si uno le haya el tono).

La serie trata sobre dos adolescentes, un chico y una chica, que son muy raros, James por presentar rasgos de personalidad más psicóticos y Alyssa por reaccionar rebeldemente ante sus problemas familiares. Ambos deciden huir e ir a la aventura sin saber muy bien hacia dónde quieren ir o hacia dónde quieren llegar. Al final, él decide apoyarla y ella decide que quiere ir con su papá. Los guiones son muy buenos porque no nada más plantea muy bien y de forma efectiva el devenir de los acontecimientos, sino de las personalidades. En segundos te los describen y sus situaciones, y en cierta forma nos mantienen atentos al desarrollo de su historia. A eso agregar que la forma tan exquisita, elegante, oscura y densa ayudan a formar una serie quizás única.

Todo está medido y todo está en su punto. Desde el guión, pasando por la realización. Luego tienes una parte técnica envidiable, sacándole provecho a muchos recursos tanto de la naturaleza como del diseño de producción. Todo se ve genial. Y luego también a las actuaciones, todos en un tono acorde para resultar molestos y para que te sigas interesando por la historia de una forma más efectiva. Destacan mucho los secundarios, con ese par de mujeres detectives, o los hombres malucos que se encuentran en el camino. Todo en conjunto van de la mano y el resultado es una gran serie que merece ser descubierta por mucha gente. Porque hablamos de calidad.

En resumen, “The End of the F**king World” es una gran comedia negra que es digna hija de su país de producción. Todo destaca, tanto en lo técnico como en las actuaciones y en los guiones. Es una comedia con un tono irónico, sucio, pero al mismo tiempo elegante y sobrio. Es genial. Todo funciona muy bien en conjunto y afortunadamente no cansa para nada. Cada episodio dura 20 minutos, algo que siempre he dicho que es ideal para no cansar al espectador. Sin duda, una muy buena serie. Empezando bien el año.

Leave a Reply

Your email address will not be published.