The Lobster: una distopía amorosa.

By January 31, 2016 Cine, Críticas No Comments

Lobster-Post2

Enamorarse o no en 45 días, he ahí el dilema.

Del director griego Yorgos Lanthimos, tenemos su primer propuesta en inglés: The Lobster, ya que previamente ha realizado films como “Dogtooth” y “Alps” en griego, sin embargo todos bajo el mismo brillante estilo de humor negro y absurdo. 

La historia que vemos se plantea en el futuro, en un universo en donde si en una ciudad no tienes pareja (ya sea porque estás casado, divorciado o simplemente soltero) eres mandado a lo que parece ser un lujoso spa cerca del mar con el propósito de que encuentres pareja.

Desde el momento en que llegas, se te proporciona todo lo que necesitas, con el fin que dejes tus propiedades en la entrada; esto es: cepillos de dientes, zapatos, loción, ropa idéntica para todos los días, etc. La premisa es: tienes 45 días para enamorarte, o de lo contrario, serás convertido en un animal; el de tu preferencia claro.

Es aquí donde aparece nuestro protagonista David (Colin Farrell) quien fue mandado justamente a este spa y viene acompañado de su hermano, quien es ahora un perro tras haber fallado el año pasado en su misión de enamorarse.

Desde el momento en que llegan a las instalaciones, se les pregunta qué animal es el que quisieran ser en caso de fallar en su misión, David dice que quiere convertirse en una langosta ya que a su parecer son animales de sangre azul como la aristocracia, además de que llegan a vivir unos 100 años.

Lobster-Post3

Con cierto humor, se pueden ver las reglas del juego, todo con el afán de que los huéspedes vean cómo el mundo es mejor si se tiene un par; por ejemplo, sus primeros días los pasan con la mano izquierda atada atrás en su cintura, para que vean lo útil que es tener una compañía. Así como representaciones por parte del staff del hotel sobre la diferencia de caminar sola y caminar con una pareja, de comer solo y ahogarte, o comer acompañado y prevenir la situación. También hay sesiones donde los huéspedes dan a conocer esos rasgos característicos que tienen, a modo que si alguien más los tiene, puedan intentar formar una pareja.

Pero no todo es “tan malo” en cuestión del tiempo, a los huéspedes se les da la oportunidad de aplazar su estancia en el spa. Con regularidad, son llevados a cazar fugitivos del spa en un bosque; el número de cazas que hayan hecho (disparando tranquilizantes) será el equivalente a los días que se les puede sumar a la estancia que llevan.

Lobster-Post1

En un desesperado intento por no convertirse en un animal, nuestro protagonista decide fingir la cualidad de descorazonado para tener una pareja y pasar al área conyugal, en donde si todo funciona, las parejas son mandadas al mundo exterior.

Sin embargo al no funcionar, David decide escapar al refugio de personas que han huído del hotel; no obstante, ahí encontrará que las reglas son aún más estrictas para ser de un grupo de “liberales”.

El film es brillantemente absurdo en el universo distópico que propone, deja muy claras las reglas del juego desde el primer momento en que entras al hotel; y tiene una forma de narrar que realmente hace que te sientas parte del juego o que experimentes o te llegues a preguntar qué animal preferirías ser, y en el mismo caso de haber fracasado la misión ¿cómo te gustaría pasar tu última noche como humano?

A pesar de tener un humor muy negro, y ser bastante gráfica en cuestiones de violencia, es una película con excelentes actuaciones y actores muy comprometidos, sin duda es un muy buen ejemplo de lo que las películas fuera de la ambición hollywoodense pueden alcanzar, un excelente trabajo en equipo, comunicar el punto sin ambiciones o egos, y tener un guión y producción excepcionales.

Lo que me deja como pregunta, en el supuesto de ser esto real ¿qué animal preferirían ser en caso de no poder enamorarse?

estrella excelente

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.