“Todo el Dinero del Mundo”, salvados por lo mejor

By February 19, 2018 Críticas No Comments

Cuando repasamos la historia del cine siempre nos encontraremos con muchos casos muy curiosos. A lo mejor no se puede medir cuál es el más llamativo o raro, pero sin duda el caso de la película que ahora nos ocupa merece estar entre los más recordados. A finales de octubre, en medio del comienzo de los escándalos de acoso sexual en Hollywood, salieron a luz acusaciones contra Kevin Spacey, el ganador del Oscar dos veces y protagonista de “House of Cards”, que ponían en peligro su próximo proyecto en el que actuaba de Jean Paul Getty, un viejo millonario que no soltó ni un peso para el rescate de su nieto. Incluso ya habíamos visto en el tráiler más o menos qué podíamos esperar de su interpretación con kilos de maquillaje para hacerlo más viejo. El caso es que Ridley Scott no quiso que por la mala imagen de uno se echara a perder el trabajo de otros, y en tiempo récord grabó nuevas escenas con Christopher Plummer en el papel de Jean Paul Getty y a Kevin Spacey lo borró para siempre. El resultado es una nominación al Oscar para Plummer y unos cuántos dólares más ganados en taquilla. Pero también vemos que “Todo el Dinero del Mundo” (All the Money in the World) es una película cumplidora que precisamente se salva gracias a la interpretación del sustituto estrella.

La película va de Abigail, quien es la divorciada madre de John Paul Getty III, nieto del magnate Jean Paul Getty, quien ha sido secuestrado por una banda que pide varios millones de dólares. La única solución es pedirle a su abuelo el dinero del rescate, pero este se niega. La película está basada en hechos reales allá en los años 70, y lo que el guión hace es algo inteligente porque juega siempre con el thriller, con la tensión y el suspenso. Pero también hay espacio para reflexionar sobre los personajes, en especial el interpretado por Christopher Plummer, y desarrollarlos gracias a sus motivaciones y a sus objetivos. Porque la historia da pie para muchos favores pedidos y muchos rechazos, y ver situaciones donde la lógica no llega hace más interesante la resolución de los conflictos que vemos en la película.

Ahora, la película pudo haber sido mejor, peor Ridley Scott un día te hace una buena película y otro día te la hace bien mala, y otro día hace algo a la mitad. Aquí no está dentro de sus mejores trabajos, porque Scott nunca da un toque personal. De hecho, Scott es de esos súper actores que pueden jugar con todos los géneros, pero es difícil encontrarle un estilo autoral a su cine. Aquí, aunque cumple con el ritmo, con la intensidad propia del relato, pareciera que su realización está en piloto automático dando con una narrativa convencional para el género. A pesar de que no aburre, tampoco vislumbra. Es más, creo que donde mejor hace su trabajo es en los reshoots con Christopher Plummer, quien hace suyo los momentos de presencia de su personaje que casi nunca distrae el hecho de que esas escenas fueron realizadas a días de estrenar la película en Estados Unidos.

Así que sin más, “Todo el Dinero del Mundo” es una película que cumple con su género y cumple con el hecho de entretener a las audiencias. Es una película donde la intensidad, el suspenso y la tensión propia del relato tiene una correcta presencia. Mucho ayuda el guión que sabe colocar las piezas fundamentales para que la película nunca caiga. Pero la realización de Scott y, algunos elementos técnicos, nunca logran destacar más de la cuenta. Todo fluye correctamente, pero nunca ves algo que pueda ser un parteaguas. Cumplidora, sí, incluso en una de esas les fue mejor con Plummer que con Kevin Spacey, pero no logra ser tan importante como otras que llegan a tocar otras líneas sensitivas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.