“Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft”, trama predecible

By March 17, 2018 Críticas No Comments

Algo tienen los videojuegos que la mayoría de sus adaptaciones al cine, si no es que todas sus adaptaciones, terminan por fracasar una y otra vez. Unos dicen que la causa está en que los adaptadores no juegan los videojuegos, otros dicen que siempre les cambian cosas importantes y otros dicen que simplemente es una maldición. Lo cierto es que no ha habido ninguna película basada en algún videojuego que esté a la altura de las circunstancias. Toca el turno de volver a adaptar las aventuras de Lara Croft que previamente ya habían realizado con Angelina Jolie de protagonista con pésimos resultados. “Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft” (Tomb Raider) es una película con mucho sentido de la acción y la aventura, aunque la trama está muy por debajo del nivel.

La película va de Lara Croft, una chica despreocupada que un día descubre una investigación sin concluir que llevaba a cabo su desaparecido padre. En vez de dejar las cosas como están, Lara se va a la aventura pues esa investigación es sobre una reina japonesa que domina la vida y la muerte, algo extraordinario que no es tan fácil dejar atrás.
La premisa es sencilla, siguiendo la fórmula de las historias de aventuras. El héroe (en este caso heroína) recibe un llamado a la aventura, una aventura de enormes proporciones que la harán cambiar / madurar para siempre. Así como muchas otras historias tipo “Star Wars”, “Volver al Futuro” y evidentemente “Indiana Jones”, este reboot del videojuego en el cine va sobre los mismos puntos, por lo que en realidad no ofrece nada nuevo en términos argumentales. Los temas son los mismos, el amor de la familia, la valentía, la vida y la muerte.

¿Está mal? Claro que no. Películas que son influenciadas por los grandes clásicos deberían de salir más seguido, el problema es que cuando logan ser buenas, es porque ofrecieron algo nuevo, cosa que no tiene esta película en cuestión. ¿En qué elementos debería de estar lo novedoso? Pues en varios, hay para escoger. Por ejemplo, se trata de una aventura en la naturaleza, con mucha planta y todo eso, ¿neta que se tiene que vestir como Indiana Jones en mujer? Por ahí decían que era como Lady Speed Stick. Y no nada más en la vestimenta encontramos referencias de películas de aventuras, también con los mismos conflictos. Se salva de las serpientes y cuanto animal silvestre aparece, tiene que ser ruda y valiente en todo momento, las escenas de acción con explosiones, caídas y golpes. Está bien, es parte del género, pero ¿no puede mostrarse eso, pero diferente? Al fin la simple y triste trama no da para mucho.

Lo cierto es que a diferencia de las mugres que hizo Angelina Jolie, esta por lo menos no aburre. En la ejecución será muy convencional, pero mantiene el ritmo y el tono que se supone debería de tener este tipo de películas. Alicia Vikander está muy bien. Es diferente a la interpretación que Angelina Jolie, pero supongo que es también por la percepción y el cuidado que se tiene con las mujeres hoy en día. Si antes Jolie tenía que ser sexosa para lucir bien, Vikander toma otros valores para verse fuerte y espectacular, algo similar a lo que hizo Gal Gadot en “Mujer Maravilla” (Wonder Woman, Patty Jenkins, 2017), sólo que sin una buena trama que redondeara mejor la propuesta.

Pero bueno, así las cosas. “Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft” es una película con buenas intenciones. Cumple con el objetivo de ser una película entretenida gracias a un buen sentido del ritmo. Pero la trama, el cómo surgen los conflictos, su desarrollo y sus conclusiones, no es del todo satisfactoria. No ofrece nada nuevo que no hayamos visto antes. Eso hace que la película sea repetitiva y predecible. Lástima, porque contaban con todo el potencial para hacerlo. Ojalá tengan otra oportunidad, con una mejor historia que ofrecer, porque las ganas de hacer algo padre están ahí.

Leave a Reply

Your email address will not be published.