“Toni Erdmann”, mucho tiempo para la felicidad

By February 25, 2017 Críticas No Comments

toni erdmann 1

Como todos sabemos, para que una película realmente valga la pena debe tener un contenido poderoso. Ese contenido se tiene que dar en base a un discurso claro, honesto, profundo y universal para que la gente pueda percibir exactamente el objetivo del cineasta. El cine también utiliza nuestro tiempo, por lo que el director tiene que ser responsable de hacer que rinda. Si bien a veces es necesario una interacción entre público y artista, donde se le exige al público pensar, el cineasta tiene que acomodar las piezas para que su discurso fluya a un ritmo idóneo y sin alteraciones. El discurso está muy bien con “Toni Erdmann”, pero me temo que el tiempo que utilizan para contar la historia se excede demasiado.

Esta es la película alemana que está nominada al Oscar a Mejor Película Extranjera. Es la favorita para ganar, a menos que el tema Trump y sus políticas anti-musulmanas se traduzcan en votos de protesta hacia “The Salesman”, la candidata iraní. Sea como sea, esta película ha estado en boca de muchos premios, de la crítica y hasta de Jack Nicholson. Por lo tanto, había en mí muchas expectativas, porque generalmente este tipo de películas me gustan mucho. El humor europeo es muy exquisito, no es muy obvio, pero sí muy inteligente. Y la trama me parecía interesante, un hombre en la tercera edad se da cuenta que su hija, una ejecutiva muy ocupada, se la vive estresada, por lo que decide transformar su vida a través de un alter ego, el mentado Toni Erdmann.

Lo que encuentro es una película con un discurso muy positivo sobre lo necesaria que es la felicidad en nuestras vidas. Cada uno la interpreta como quiera, si con muchos hijos, si con mucho trabajo o si está a lado de sus seres queridos. Aquí, la realizadora Maren Ade, decide abordar a esta mujer de apariencia dura e intimidante, pero con un corazón más vulnerable, por lo que la vemos más débil en su intimidad. El choque con su padre, quien es una persona muy noble y quitada de la pena, hace chispas y el resto de la trama nos hace llegar a una resolución, un tanto convencional, pero muy importante que nos llega a todos: dejar de ser otra cosa que no eres para ser feliz.

Todo parece muy bien, ¿No? Pareciera que es la película positiva y bonita. Esa típica comedia familiar feel good, simple, pero con lección. Pues no. Y no es que sea otra cosa totalmente diferente, simplemente está expresada de una forma sin tanta síntesis. Es decir, y no sé por qué no he leído o escuchado a críticos que ya la han visto este argumento, la película es larguísima. No es muy aburrida, pero el ritmo no es tan fluido. Lo que pasa es que siento que el guión no está estructurado adecuadamente. Se toman mucho el tiempo para decidir el camino para solucionar el problema. Llegada la primera hora, todavía vemos a la misma mujer del principio, sufriendo y tristeando. Esa parte se hace muy pesada. Por lo tanto, el guión (que acuérdense es la base de toda película) resulta en parte defectuoso.

Es ese detalle el que no me gustó en absoluto y que echa a perder buena parte de la calidad en general de la película. Es algo que no puedo dejar de señalar, porque es muy importante. Pero fuera de eso, la película tiene otros elementos muy buenos. Las actuaciones muy buenas. Realmente estamos viendo actuaciones orgánicas, en especial los protagonistas, tanto la hija como el padre, están muy bien. Y como la película en su realización es muy simple, pues no es muy llamativa en otros aspectos técnicos, aunque todo funciona en su conjunto. Pero ese guión…

En resumen, “Toni Erdmann” no es esa obra maestra como algunos la intentan vender. Sí que el discurso es muy claro, fuerte y positivo. La felicidad como un combustible a nuestra alma. En ese aspecto, la película funciona muy bien, así como en las actuaciones que están padrísimas. Pero la película es muy larga. Está mal estructurada, haciendo que la película no esté bien proporcionada. Para llegar a ese viaje o a esa búsqueda de la felicidad se toman mucho el tiempo, haciéndola lenta. Le hubieran quitado fácil una hora y la trama quedaría intacta, no era necesario tanta redundancia. Al final vale un poc la pena, pero hay que tener paciencia para llegar allá.

estrella buena

Leave a Reply

Your email address will not be published.