“Two and a Half Men, Season 12”, desconcertante final

By February 25, 2015 Críticas No Comments

two and a half men season 12 parte 2 2

Se dice fácil, pero 12 años al aire no es poca cosa; y más cuando estamos en tiempos donde todo se hace en pequeño, pues la gente tiene más opciones en la pantalla. 12 años de un sube y baja de calidad, donde cabía lo magistral y lo patético. Claro que es comprensible los dichos de que con Charlie Sheen estaba mejor la serie; sin embargo, creo durante todo este tiempo vimos una evolución en casi todos los campos del entretenimiento. Precisamente por eso, “Two and a Half Men” duró muchos años, gracias a la búsqueda incesante de elementos frescos que funcionaros de alguna u otra manera.

La temporada 12, la última, resultó ser la mejor de las 4 protagonizadas por Ashton Kutcher. Su peculiar premisa igual pudo haber funcionado para otra serie, pero esa reinvención funcionó de cierto modo en la clásica de Chuck Lorre. Como dije en la crítica de mitad de temporada, tampoco es que sea algo grandioso, pero sí pienso que trabajaron ciertos aspectos argumentales de forma muy cuidada. No hay cambios bruscos de trama, ni nada gratuito. Todo iba en su punto.

Los últimos capítulos que faltaban por emitirse siguieron con ese cuidado en el desarrollo argumental. Fue curiosa esa transición de la Señorita McMartin, una subtrama que pudo haber sido más grande si hubiera tenido un mayor colchón de episodios, pero en esos 4 capítulos finales (sin contar el último) fue de lo mejor que pasó por la trama de “Two and a Half Men” en varios años. Dio una frescura que ningún personaje recurrente le había dado, y eso que cuento también a los intranscendentes Louis y Jenny.

two and a half men season 12 parte 2 1

Mención especial merece el último capítulo de la serie. Me dio la impresión de que se terminó el argumento de la temporada final desde el penúltimo capítulo, aunque de una manera poco satisfactoria. Es decir, no hubo una conclusión cerrada. Como si fuera el final de cualquier temporada. Quizá con el último capítulo ya podríamos ver a Allan salir de esa casa, o contar el suceso más extraordinario que ponga punto y final a una etapa que duró 12 años. Pero se cuenta otra historia aparte.

Hay una sensación extraña, porque si tú juntas el último episodio con el primero de la novena, donde aparece el personaje de Kutcher, da totalmente en el clavo. Como si las últimas temporadas fueran un relleno sin importancia. Por supuesto, los fans acérrimos que han seguido de cerca toda la serie estarán algo contentos, y digo algo porque fue un final que no deja indiferente a nadie. Hay muchos cameos interesantes y bien llevados, pero también hay momentos decepcionantes.

Pero el momento final me resulta muy prepotente. Una metaserie en un tono engreído. Se diferencia de otros finales en que este deja de lado una despedida sentimental. Aquí no hay abrazos ni recuerdos, más bien miedos, batallas y victorias. Y al mismo tiempo nada concluso. Quizá muy libre a la interpretación en cuanto al futuro de los personajes.

En resumen, la última temporada de “Two and a Half Men” rescató un poco del encanto que tuvo buena parte de las temproadas iniciales de la serie. Todo se realizó de una forma cuidadosa, poniendo atención en el desarrollo de la trama. Eso se agradece, pero las conclusiones puntuales no existen, dando más espacio a las autorreferencias que a la trama en sí. No sé si fue un digno final para una serie emblemática, pero sí sé que va a dar de qué hablar por mucho tiempo más.

estrella buena

Leave a Reply

Your email address will not be published.