“Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas”, cosas desaprovechadas

By August 4, 2017 Críticas No Comments

Cuando éramos niños, la mayoría de nosotros nos gustaba imaginar cosas y sentirnos parte de muchas aventuras. Claro que las cosas no son iguales cuando las generaciones van cambiando y, en mi caso, el cine ha sido una ventana para involucrarme y conectar con muchas aventuras. Por eso nos gusta “Star Wars”, Harry Potter” o “Jurassic Park”, no tanto por su estilo artístico (que a veces sí), sino por su conexión, por esa capacidad de hacernos imaginar más cosas mientras nos involucran en sus historias. Esa última parte, involucramiento en la historia, es una de las claves, si no es que LA clave para que una película de aventuras funcione. “Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas” (Valerian and the City of the Thousand Planets) quiere servir como una ventana a la imaginación, pero su argumento dista mucho de ser una buena invitación.

La película es una adaptación de un cómic francés un tanto desconocido por lo menos en México, y va sobre dos agentes espaciales tipo policías del espacio, Valerian y Laureline, quienes les asignan una misión en una ciudad llamada Alpha para detener una fuerza oscura que amenaza con la destrucción del universo. Básicamente de eso se trata esta película, y pues sí, ningún discurso importante tiene más allá de luchar unidos, la amistad, el amor y todas esas cosas que no tienen ningún tratamiento diferente y que hemos visto en infinidad de otras películas anteriores. Luc Besson, quien ya tiene experiencia en este tipo de producciones, se clava mucho en la parte visual, pero deja descuidada la parte narrativa y, sobre todo, la parte del argumento, pues el guión prácticamente funciona con cosas básicas que la hace avanzar.

Es decir, la historia no está bien desarrollada. Es una pareja que tienen que luchar juntos en mini-misiones, como si de niveles de videojuego se tratase, para continuar con la aventura. Pero en ningún momento se plantean cosas importantes que les afecten en su interior. Están en plan de “somos los héroes y tenemos que ir de aventura en aventura para salvar al universo”, pero qué aprendieron, cuál fue su reflexión o en qué cambiaron, son preguntas que no tienen respuesta. No es que esperamos cosas súper profundas, pero sabemos que toda buena película tiene una buena historia, y toda buena historia contiene a personajes protagonistas que cambian siempre, que tienen conclusiones satisfactorias. Acá, los pocos cambios que hay, están forzados, haciendo que luzcan inverosímiles, como la propuesta de matrimonio, por ejemplo.

Pero técnicamente está muy bien y de alguna forma no aburre tanto como cabría esperar después de ver que la historia no da para mucho. Visualmente tiene cosas muy buenas, con un amplio campo de imaginación atmosférico, donde la ambientación de los planeta o, de los personajes extraterrestres que adornan el paisaje enriquecen la propuesta visual. Pero claro, si no tienes una buena historia y si la narrativa tampoco está a la altura, pues de nada sirve tanta imagen bonita. Finalmente todo se queda muy mediocre, pues aunque algunos sucesos capten nuestra atención, en el conjunto todo se vuelve poco menos que un caos.

Así que sin más, “Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas” es una película que desaprovecha el material original. Investigando un poco, di con la información que este cómic es más antiguo que “Star Wars”, por lo que argumentos como el de “es que copia a Star Wars” no es válido. La película no es irregular por eso. La película falla en el guión y en la dirección, desaprovechando todo ese material original del cómic y también desaprovechando todo lo que se gastaron para que visualmente luzca bonita. A partir de esos fallos uno se da cuenta que el ritmo está un poco entorpecido y que los actores no tienen química o que no quedan muy bien en esos personajes. Por eso el sentir a esta película concluye en que se desaprovecharon muchas cosas que en otras decisiones hubieran funcionado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.