Watsatop: Las 5 mejores películas de guerra

By July 31, 2017 Watsatop No Comments

El estreno el pasado fin de semana de “Dunkerque(Dunkirk, Christopher Nolan, 2017) está resultando ser un éxito, tanto de crítica como de taquilla. Aquí mismo pueden saber mi opinión de la película. Nolan realizó su primera película basada en un hecho histórico, uno que le ha permitido explayarse en su estilo narrativo, pues filmar un momento de guerra siempre será grande. Puntos a favor de un cineasta que, dentro de sus cosas, se mantiene como uno de los que están definiendo el cine del Siglo XXI y que entiende perfectamente lo que es el cine en su estado puro; o sea, un equilibrio de arte y negocio, de profundidad y forma, y de discurso y espectáculo.

¿Pero es la película más grande de guerra? Aún no lo sé, pues hay muchas que han influido desde hace años y que sólo a través del paso del tiempo somos capaces de comprenderlo. Creo que hay que dejar pasar la cuarta dimensión para darnos una idea del alcance de “Dunkerque”. Sin embargo, creo que es factible mencionar algunas otras películas que han dejado huella en el género de guerra y que, por lo tanto, valen mucho la pena darles un visionado. Por supuesto, son mis gustos y es mi lista, pero creo que estas son las 5 mejores películas (además de “Dunkerque”) del cine.

Sin Novedad en el Frente (All Quiet on the Western Front, 1930)


Antes de esta película, la gran mayoría de las películas de guerra apelaban los acontecimientos como si fueran una gran aventura en donde los soldados, coroneles, generales y demás militares hacían grandes actos heroicos. Pero este clásico de Lewis Milestone apostó por un resultado más realista. Situando la película en la Primera Guerra Mundial, vemos el sufrimiento que la guerra siempre trae y las consecuencias de pelear en una. Esa escena en un hoyo donde un soldado se da cuenta que no es tan diferente que el rival es muy conmovedor.

La Patrulla Infernal (Paths of Glory, 1957)


Una de las obras maestras de Stanley Kubrick, en este caso contando la historia de un grupo de soldados del ejército francés condenados por cobardía durante la Primera Guerra Mundial. Más allá de todos los temas que al día de hoy siguen dando para debates interminables, y que por lo tanto engrandecen la importancia de la película, los aspectos técnicos también cuentan mucho. Esos travelings en plena batalla haciendo más espectacular la secuencia son clases de un maestro del cine. Es fuerte y es realista, pero también conmovedora.

Cara de Guerra (Full Metal Jacket, 1987)


30 años después de su película sobre la Primera Guerra Mundial, Kubrick se va ahora hacia la Guerra de Vietnam. Quizá esta sea mi preferida sobre todas las que se han hecho sobre esa guerra, pues Kubrick no se mete tanto en temas políticos como otros, sino en todo lo que uno experimenta en una guerra como esa. Además lo hace con una narrativa un tanto moderna, nada que ver con el clásico que hizo anteriormente en 1957. Aquí vemos desgracias a todo color y sufrimientos personales a flor de piel.

Rescatando al Soldado Ryan (Saving Private Ryan, 1998)


La película de Steven Spielberg que le valió su segundo Oscar como director. Sólo con la secuencia del Día D lo mereció. Quizá viéndola 20 años después su fuerza se ha dispersado un poco, sobre todo porque el sentimentalismo un tanto clásico que Spielberg siempre le da a sus películas y que a estas alturas ya se siente un poco anticuado. Pero las imágenes siguen siendo impactantes e intensas, especialmente en la acción y en el pasar de esos soldados. Las escenas del cementerio sobran, pero esas las podemos obviar.

La Caída del Halcón Negro (Black Hawk Down, 2001)


Pude elegir algo más clásico, aunque de flojera, pero me decidí incluir a esta película de Ridley Scott más por sus formas, que vienen siendo el más grande legado, que sus aspiraciones de discurso. Al final es una película sobre los horrores de una guerra y todo lo que conlleva: sufrimiento, salvajismo, bajezas, ultra violencia y todas esas cosas tan bonitas, nada nuevo. Pero lo hace con un gran espectáculo que no te deja en todo momento. Quizá en las formas esta sea la película que más se parece a la de Christopher Nolan, y eso algo que uno nunca olvida.

Leave a Reply

Your email address will not be published.