Wet Hot American Summer: Ten Years Later”, chavorrucos en campamento

By August 8, 2017 Críticas No Comments

Últimamente, a Netflix le da por revivir viejas glorias. Ya sea en serie secuela normal como “Fuller House” o en especiales como “Gilmore Girls: A Year in the Life”. La explicación está en llamar la atención de los fans previos, y así seguir teniendo tráfico en su plataforma imperial. Pero una cosa es el gancho y otra cosa es el resultado. De todo lo que nos han ofrecido se puede hacer la conclusión que esas producciones como puede que funcionen, pueden no funcionar. Obviamente depende de quien lo haga, no se puede generalizar. El caso es que el revival de hace dos años de la película “Wet Hot American Summer” (David Wani, 2001) en formato miniserie dio decentes resultados, así que ¿por qué no? hacer otra satírica producción de esos personajes. Así llega “Wet Hot American Summer: Ten Years Later”, una miniserie muy pasada de satírica que no levanta mucho interés que digamos.

La película original hacía una sátira de los jóvenes de los 70’s y principios de los 80’s, quizá en retrospectiva más ingenua que en 2001 (y la de los 2000 más ingenua que la actual, y así va a ser siempre). De alguna funcionaba, porque tenías a actores que daban el ancho con sus personajes. Luego hace dos años sacaron la precuela en miniserie, donde lo más curioso o por lo que uno supondría sería la excusa de hacerlo es volver a ver a esos personajes días antes, pero con los actores ya más crecidos, haciendo una especie de autoparodia. Ahora, la nueva miniserie cuenta la historia de casi todos los personajes 10 años después cuando se reúnen para celebrar el décimo aniversario y donde casualmente, conflictos similares a los de la película y precuela vuelven a suceder.

Si de por sí la anterior miniserie no era muy innovadora en argumentos que digamos, esta menos. La otra por lo menos tenía esa curiosidad de que los actores hacían personajes años más jóvenes, lo cual se sentía raro, pero parte de la idiosincrasia de la producción. Ahora ya están más o menos dentro del rango de edad, de hecho si así fuera lo hubieran hecho es un 20 años después, y eso le quita cierto encanto, pues ya no estamos ante unos personajes jóvenes con cierta inocencia, sino con unos chavorrucos que en su afán de regresar a ser como eran antes hacen cosas que ya se ven fuera de lugar. Todo eso se traslada hacia el actor, que si antes era curioso verlo como un jovencito, ahora como chavorruco ya no es tan divertido.

En cierta medida, el tono de los personajes es lo que falla en esta producción. En realidad no es el trabajo de los actores que quieran expresarse como lo hacen, sino la manera en la que sus personajes están escritos. No es el tono de “Wet Hot American Summer” y eso se nota. Sin embargo, tampoco es que la miniserie sea un caos. Aunque el tono sea un obstáculo grande para que esta producción no salga a flote, de pronto hay momentazos que sacan alguna risa. Y eso es producto de que es una miniserie con talentos que de pronto hacen bien las cosas. Pero el conjunto hace que no sea algo bueno a nivel general.

Así que en resumen, “Wet Hot American Summer: Ten Years Later” es un regreso un tanto agridulce, en parte porque la parte bizarra del tono original ha sido suavizada, cambiando un poco la dinámica de los personajes, por lo que algunos cambian para mal haciéndolos menos carismáticos y más arrogantes que antes. Al final es la historia de unos chavorrucos en plan queremos ser como antes. La precuela lanzada hace 2 años hacía eso, y con una chispa más encantadora. Una continuación no hacía falta, pues en el afán de ofrecer algo diferente, cambian cosas que antes sí funcionaba.

En Watsamara:  “Wet Hot American Summer: First Day of Camp”, para dejarnos llevar

Leave a Reply

Your email address will not be published.