“Whiplash: Música y Obsesión”, la necesidad de ser mejor

By January 24, 2015 Críticas No Comments

whiplash critica 1

Existen muchas películas donde el triunfo del personaje principal se mide con el éxito sentimental. No importa qué tan exitoso seas profesionalmente, lo más importante es el tiempo que les dedicas a las personas que más te importan. Pero qué tal si el amor de tu vida es la profesión y para conquistarla necesitas ser el mejor. Esa es la premisa de “Whiplash: Música y Obsesión” (Whiplash), una película simple, pero llena de intensidad.

Fue la sensación del Festival de Sundance el año pasado, y ya sabemos por qué. Creo que es por la energía que cada escena emana. Es fácil reconocerlo en las secuencias musicales, donde la intensidad de los personajes se refleja en la rapidez de la música. Sin embargo, la energía frenética también está reflejada en el interior de los personajes, incluso cuando se muestran “más tranquilos”.

El personaje de Miles Teller descarga muchos sentimientos a través de la música. Pero en las decisiones que toma también podemos ver parte de su intensa energía, pues todo su enfoque de vida está en el hecho de ser el mejor baterista del mundo. Se convierte en una necesidad. Es algo obligado cuando no se tiene nada más. Incluso, poco le importa no ser correspondido en una relación sentimental o de amistad, porque esa no es su meta. Todavía más complejo es el personaje de J.K. Simmons (inmejorable actuación), pues resulta ser más arrogante e intenso, pero no por querer engrandecer su ego, sino porque ya es lo suficientemente grande como para seguir creciendo. Quiere influir a toda costa y eso lo hace obsesivo y hasta psicópata.

whiplash critica 2

Ambos personajes se repelan, sus egos son demasiado grandes como para coexistir sanamente, pero al mismo tiempo se necesitan, pues sus éxitos personales no se alcanzarían si no caminan juntos. Eso es algo demasiado intenso, sofocante y estresante. Uno los ve desde fuera y lo primero que pienso es no estar en sus zapatos.

Toda esa pasión que los personajes dejan plasmada en cada cuadro de la película es gracias en gran parte a la dirección del novel Damien Chazelle. Su realización deja en claro que la pasión intensa debería de estar siempre presente. Pero es inteligente al no mostrar los clichés que cualquiera pudo hacer. Me refiero a gritos, peleas o discusiones. La pasión es por la música y todos los detalles que hacen daño a los personajes son perfectos para mostrarlos en pantalla. La sangre en una cubeta de hielos, el sudor en la caja o las palabras de Andrew. Todo en una estética creativa, simple y potente.

“Whiplash: Música y Obsesión” es una película extremadamente bien realizada. Me gustó mucho porque utiliza los elementos cinematográficos de forma muy creativa para generar una intensidad bárbara. Pocos pueden hacer mucho con poco. Es una historia simple, pero con una profundidad que se percibe en todas las imágenes y en todos los sonidos. Sin duda, es una película sensorial, pero al mismo tiempo es una intensa mirada al poder del ego.

estrella excelente

Leave a Reply

Your email address will not be published.