“Wormwood, season 1”, el documental tocado

By December 23, 2017 Críticas No Comments

Creo que contar una historia a través del documental puede ser también igual de apasionante que una ficción. Tiene el agregado de ser algo verídico, real. Pero cuántas historias de la realidad valen la pena ser contadas y pocas veces puede uno disfrutar de ellas. Suena superficial la atención, pero mucho depende las narrativas. Y en cuanto a modas de documental que vivimos hoy en día, el género criminal documental sigue imperando. Ahora toca el turno de seguir explorando narrativas y formas de contar una historia documentada. A lo mejor aquí hay algo de engaño, pues la primera temporada de “Wormwood” toma un caso real para ser contada de la forma más controlada posible.

La serie de 6 episodios, cuenta la historia real de un agente de la CIA que murió en los años 50 oficialmente por un suicidio, aunque sus descendientes piensan que hay gato encerrado. La serie cuenta desde el punto de vista específicamente de uno de los hijos cómo es que se piensa que hubo conspiración por parte de la CIA para callar demandas y demás alegaciones. Y una de las cosas que más llaman la atención es la narrativa de la serie. Se utiliza una forma llamada docudrama, donde se combina la narrativa documental con la narrativa de ficción. No es que sea súper original ese concepto narrativo de combinar ambos formatos, lo que es llamativo es cómo son tratados.

La parte documental está muy controlada, o eso es lo que siento. Las entrevistas lucen muy preparadas, con un control del ambiente muy destacado y una edición ágil y dinámica. Eso mismo aplica también para la parte de ficción, aunque ahí tiene algo de esencia. Se suele contar las cosas dividiendo la pantalla con dos puntos de vista al mismo tiempo. Y aunque creo que esa decisión narrativa parte como una propuesta audiovisual, la sensación que produce, por lo menos en mí, es un intento por impresionar. Pareciera que es más importante el look que la historia en sí. No pocas veces me desconecté de la historia que cuentan poniendo atención en los detalles narrativos. En vez de funcionar conjuntamente, la historia y sus formas narrativas no van muy de la mano.

Al final de todo, “Wormwood” es una serie interesante que cuenta algo importante, o por lo menos algo que merece ser contado. Las formas son muy llamativas, explorando narrativas pocas veces utilizadas en una serie de televisión. El problema es que tanto lo que cuentan como la forma en la que lo presentan no avanzan en conjunto, cada quien por su lado. Así que para el espectador es difícil dejarse llevar por las propuestas narrativas. A veces hay películas o series que son realizadas en piloto automático, sin propuesta audiovisual haciéndolas intrascendentes. La cosa es que no necesariamente cualquier propuesta va a ser buena, tiene que funcionar. Y creo que esta se excede en tratar de presentar nuevas formas narrativas. La intención cuenta, pero el resultado, por lo menos en mí, no funciona.

Leave a Reply

Your email address will not be published.