“Yo Antes de Ti”, la romántica de siempre

yo antes de ti 1

En una historia siempre tenemos los mismos puntos A y los mismos puntos B. Es decir, independientemente de lo que cuentan, las películas siempre van a donde mismo, con las mismas lecciones y las mismas moralejas. Lo interesante es descubrir si los pequeños genios detrás del arte pueden ser creativos a la hora de representar las mismas historias de toda la vida. Enfocándonos en el género romántico, es lógico esperar ver a la pareja que tiene conexión, que se enamoran, que les pasa algo que pone en peligro su amor, y que al final nunca los van a separar… por lo menos del alma. El problema sucede cuando todo eso resulta evidente, sin apenas una idea creativa para profundizar en algo. Eso es lo que pasa con “Yo Antes de Ti” (Me Before You), una película entretenida dentro de su género, pero que no aporta nada realmente trascendente.

La película cuenta la historia de Lou, una chica pueblerina de Inglaterra que comienza a trabajar como dama de compañía de Will, un tipo que quedó cuadrapléjico en un accidente. Obviamente, no van a poner a personas poco agraciadas, así que todo queda en lo carismáticos que pueden ser uno con el otro. Afortunadamente, la joven pareja conformada por Emilia Clark y Sam Caflin denotan cierta química, suficiente para creerles que sí se pueden enamorar entre ellos. En ese sentido, el guión es efectivo. Asimismo, se logra generar interés por la historia y sus personajes, gracias a un correcto trabajo en colocar los puntos importantes donde deben de estar. La película está bien delineada y recortada, así que en cierta manera uno no se lamenta de aburrirse o cosas por el estilo.

La bronca es que la cinta tampoco tiene algo que vaya a trascender. No es que esperaba algo totalmente artístico o que fuera un parteaguas en el cine, pero viendo que en los últimos años las historias de amor prácticamente no evolucionan a la par que otros géneros, cada vez tengo la certeza de que pronto existirá esa película que cambie, por lo menos un poco, el rumbo del género. Esa película no es esta que se acaba de estrenar en los cines. La película juega con los mismos clichés, el mismo tono, los mismos personajes, la misma forma de abordar y desarrollar la historia. Parece que está realizada de forma automática, por lo que no vemos personalidad en ninguna parte.

De todas formas, es una película decente como producto del género romántico, que no sé porqué siento que buscan emular el éxito (taquillero porque artístico cualquiera) de “Diario de una Pasión” (The Notebook, Nick Cassavetes, 2004). Es ese mismo tono chocolatero dramático, pero friendly. Está bien el esfuerzo, pero no veo una propuesta más profunda que sea diferente a la búsqueda de la felicidad a través del amor. Al final es algo muy superficial que nos presentan, así que sólo queda decir que, si bien es entretenida, también es muy discreta y fácilmente olvidable.

estrella regular

Leave a Reply

Your email address will not be published.